Fin de semana intenso

7 07 2008

Hoy me ha costado (más de lo habitual) levantarme cuando ha sonado el despertador, anunciando las siete de la mañana. Ha sido un fin de semana largo e intenso: largo porque empezó el jueves por la tarde cuando cogía el avión a Madrid para participar en la final del Concurso Relatos en cadena, e intenso por todo lo mucho (y bueno) que ha pasado estos días en la capital. La posibilidad de vivir desde dentro un programa del Hoy por Hoy con Francino, y de compartir con el resto de compañeros los nervios e ilusiones de un momento tan especial, serán cosas que recordaré por mucho tiempo. Lógicamente, me dio pena no ganar; pero como dice Nacho Vegas, en la canción que ilustraba mi presentación, entre el dolor (la pena) y la nada elegí el dolor. Bendito dolor el de ser finalista de un concurso tan importante. Y benditos todos los (muchos) que habéis estado pendientes de mí estos días. Gracias.

Y en eso llegó (casi sin darme cuenta) el Congreso del PSOE. Y allí estábamos más de cuarenta socialistas cántabros en un ambiente de armonía y buen rollo, contribuyendo al buen resultado final, y contentos por comprobar que nuestro partido se anticipa al futuro sin miedo, e incorpora grandes novedades en las ideas y en las personas. Aunque lo más importante sean las ideas, lo más llamativo siempre son las personas, y ahí quiero destacar a tres compañeros: Leire Pajín, Eduardo Madina y Miquel Iceta. Con la presencia de Leire Pajín en la secretaria de organización, toda una generación (la mía y la de tantos otros) nos sentimos reforzados y legitimados para asumir cualquier responsabilidad que queramos imaginar. Y no hay vuelta atrás en ese camino de cambio y relevo generacional. Y esta vez tampoco hay excusas.

De Eduardo ya he hablado estos días, porque estuvimos con él la semana pasada en la UIMP. Reitero lo de que es un lujo para el PSOE, y considero un gran acierto que esté en la dirección federal. Aportará, entre otras muchas cosas, reflexión infinita y mucha lucidez en el análisis. La cariñosa ovación que recibió Edu de todo el congreso puesto en pie fue uno de los momentos más emotivos. Y una de las imágenes que más me gustaron del fin de semana fue un cariñoso abrazo entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Miquel Iceta. Al verles pensé que eran, casi con toda seguridad, las dos cabezas mejor amuebladas de nuestro partido (Felipe mediante). Y es toda una garantía que ambos se sienten en la dirección. Con Miquel llegó el talento a Ferraz, y lo mejor es que llegó para quedarse. Zapatero cerró el 37 Congreso con un gran discurso escrito (hacía tiempo que no le veía intervenir con papeles), muy pensado, en el que señaló con claridad cuáles son las claves de presente y futuro. Una intervención de referencia para la acción política del socialismo en estos nuevos tiempos.

Y como Madrid da para mucho (para casi todo), he podido contemplar la belleza en el Museo del Prado (la ampliación de Moneo es perfecta), pasarme por la reivindicativa fiesta del Orgullo Gay y hasta compartir un menú cubano y unos mojitos con Carlos y María, en su merecido descanso del RockinRio. Al llegar ayer por la noche a casa, cansado, casi vencido por el sueño y las emociones, sobre la mesa de cristal me esperaban dos joyas de la literatura: Las memorias de ultratumba de Chateaubriand y los Diarios de Kafka. Premio de mi premio. Gracias.





Un buen comienzo 2.0.

30 06 2008

Esta mañana he ido a la Magdalena con intención de saludar a mi amigo y compañero Eduardo Madina, que está en Santander porque es el director del Seminario Terrorismo y sus víctimas. Una mirada desde los Derechos Humanos. Eduardo ha intervenido en la inauguración, y lo volverá a hacer el miércoles a las 9:40 h. Acudiré, nuevamente, al aula Pedro Salinas (en caballerizas) para escuchar las siempre acertadas reflexiones de uno de esos políticos (que no abundan) a los que merece la pena seguir.

Me he encontrado con Pablo de Castro, buen amigo e impulsor, con su empresa Conceptual KLT, del proyecto de UIMP 2.0. Hemos acudido juntos a la inauguración del curso, y me ha explicado la interesante apuesta que está haciendo la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el campo de la Web 2.0. y las redes sociales. Concretamente, en el Seminario que dirige Eduardo se va a hacer un esfuerzo especial para poner a disposición, en este soporte tecnológico, las diferentes ponencias, y las conclusiones que se obtengan durante los diferentes debates, y pretenden dinamizar este espacio con las aportaciones de ponentes, alumnos y otros participantes en el Seminario. Considero que es una gran iniciativa y les deseo todo el éxito del mundo.

La conferencia inaugural del Seminario, con el tema de la seguridad como telón de fondo, la ha realizado Justo Zambrana, subsecretario del Ministerio del Interior. No es que tenga nada contra los subsecretarios, aunque Forges siempre nos los dibuje con su peculiar humor, pero el ponente no me generaba a priori demasiado interés. Como casi siempre, los prejucios son equivocados, y la aportación de Justo Zambrana ha sido interesantísima. Se nota su formación intelectual (Económicas y Filosofía), porque nos ha dado numerosas claves para entender el momento que vivimos, tanto desde el punto de vista de la economía, como del pensamiento.

Quiero destacar algunas de las ideas o frases de Justo Zambrana que me han parecido más llamativas. Ha resaltado que en la actualidad nadie declara la guerra a nadie, y hemos pasado a un mundo lleno de conflictos, en el que la violencia está dispersa, y la guerra es un concepto confuso. Los ejércitos de los países democráticos se han convertido en policías de la civilización, y los países frustados (desarbolados) son los que están más a merced del fenómeno terrorista, que ya no lleva implícito un componente ideológico, sino identitario o de corte fundamentalista religioso.

Zambrana ha comentado que las ideas de la ilustración y el renacimiento (nacidas del ideario de Kant) están en permanente lucha contra el fundamentalismo religioso, que está detrás del terrorismo internacional, y que ha influido en muchos de los planteamientos (irracionales, neocons) que han salido de la Casa Blanca en los últimos años. El subsecretario del Ministerio del Interior destacó que, en la actualidad, se han roto los nexos de conexión y solidaridad entre los trabajadores que existían en épocas pasadas; y que en los mercados financieros hemos visto como la mano invisible de Adam Smith se ha convertido en mano trilera. Ante ese panorama, la gente necesita anclajes, y al final lo identitario o lo religioso cubren esa carencia, con la problemática que ello supone.

Justo Zambrana terminó su conferencia resaltando que la seguridad, en sus tres vertientes (básica, social y la protección ante los riesgos), es el requisito necesario para la libertad y es fundamental para la igualdad. Tuvo tiempo para recomendarnos la lectura sosegada de La sociedad del riesgo de Ulrich Beck.

En resumen, que un comienzo potente para un Seminario con un programa intenso y de calidad, que pretende acercarse al tema del terrorismo, desde diferentes puntos de vista; pero sobre todo desde el punto de vista humano. Una apuesta formativo muy interesante dentro de una programación general brillante, que es un lujo para Santander. El problema, tal y como coincidíamos Pablo y yo, es que la ciudad (y la gran mayoría de los santanderinos) son impermeables a ese espacio de ilustración y pensamiento que representa la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Quizá el Club de Tenis ejerza de barrera física y psicológica. Es una pena que la mayoría de las ideas y las reflexiones se queden en la península (otra cruel metáfora) de la Magdalena.

Nos vemos el miércoles de manera presencial, y más a menudo (espero) en la versión 2.0.





Nuevos tiempos

14 03 2008

No he escrito ninguna valoración del 9M, porque ha habido tantas que seguro que alguna coincide con la que yo querría haber dicho, y si no, no pasa nada: lo importante son los resultados, no las interpretaciones —muchas de ellas, torticeras— que se hagan de ellos. Que algo se mueve en el PP es evidente. Y, también, que Zapatero va a aprovechar la victoria para, como reconoció el otro día, corregir errores. Se avecina, por tanto, una legislatura más tranquila, en la que ganará la batalla quién violente menos al ciudadano medio. Al PP se le acabaron los latiguillos de España se rompe, la familia se rompe, etc…, y al PSOE ya no le servirá la llamada al miedo, para concentrar a la izquierda, frente a un PP —se supone— más moderado. Se abre, por tanto, una legislatura apasionante, donde la estrategia y el cuidado de los mensajes adquirirán mayor protagonismo, desplazando a la crispación, la improvisación y el insulto.

Vaticino que —los que nos gusta la política con mayúsculas— vamos a disfrutar. A Rajoy va a ser difícil que se le quite la cara de perdedor, aún cambiando a Zaplana por González Pons (valenciano de Camps), y Acebes por Pío García Escudero (madrileño, pero no de Esperanza). Zapatero aprovechará para arreglar lo que queda en el partido, y recompensar a algunos de sus más fieles con un ministerio. Lo mejor para los intereses del PSOE es que se liberase de trabajo, y se dedicase a comunicar la acción del Gobierno. Su telegenia y el buen rollo que destila aportarán muchas más adhesiones que una nueva escalada de iniciativas legislativas. En definitiva, que llegan nuevos tiempos, y el que no lo entienda quedará fuera de la dinámica. Lo mejor de todo es que va a ser la legislatura de Carme Chacón y Eduardo Madina.