Le he descubierto

24 02 2010

Mi abuelo Jaime me miró fijamente, sonrió con un gesto de comprensión, estiró las cejas hacia arriba todo lo que pudo —añadiendo frente a su ya generosa frente—, y me dijo: Yo soy un ácrata, ¿quién te ha dicho que soy de derechas? Nada de eso, soy un ácrata y nada más. Me pareció curioso, sobre todo porque hasta que llegué a casa y pude buscar en el diccionario el significado de la palabra ácrata no supe muy bien qué me estaba diciendo. No necesitaba entender a mi abuelo para saber que era mi abuelo y eso me ahorraba mucho tiempo, y ese tiempo ahorrado lo empleaba en cosas como: leer comics de Astérix, montar en bicicleta —la primera bicicleta en Santoña con muelles en la rueda delantera—, sentarme con mis amigos a comer pipas en algún banco de la Plaza de San Antonio o soñar con otras vidas mejores o sino mejores al menos diferentes. Mi abuelo Jaime hubo un tiempo en que vivió muy cerca de aquí, dos manzanas al este, si aquel tiempo fuera hoy podría saludarle desde mi hueco en la pared, gritar bien fuerte su nombre —nunca le llamé Jaime, siempre le decía Ito y esta vez no iba a ser distinto— y esperar ansioso la respuesta en forma de gesto cómplice en su rostro, de tos interrumpida, de tabaco de liar o de sala de revelado. Mi abuelo Jaime nunca me hizo una fotografía en la que capturase, con la velocidad de obturación adecuada, la admiración y el respeto que sentía por él, y hoy escribo esto y me doy cuenta que no recuerdo nada del día de su muerte y doy gracias por ello, sólo sé que era época de carnavales, porque yo me disfracé, me disfracé igual que otros años—¿por qué razón hacer lo contrario?, ¿qué otra cosa podía haber hecho?— y tengo un recuerdo más bien borroso de algo muy concreto y lamentable, y éste no es inventado, lo juro, recuerdo que me emborraché más de lo necesario, me emborraché tanto que ni a cuatro patas pude regresar a casa, si es que existía tal casa, y ya no recuerdo más —ya he dicho antes que era un recuerdo borroso—, y eso me permite inventármelo todo, que es la mejor manera de contar la vida, viviéndola e inventándola de nuevo, a mi antojo, sin ningún límite, y sé que mi abuelo Jaime hacía algo parecido con la fotografía: su realidad era una realidad distinta a la que fotografiaba, no interpretaba, él creaba, y es que algo nacía tras escuchar el clic de su cámara reflex, y en esa búsqueda de recuerdos en la que me encuentro ahora, y de la que no puedo salir —porque no quiero, porque no debo, porque no es posible—, he descubierto a mi abuelo Jaime, lúcido, lector, paseante solitario, galán de cine, le he descubierto mirándome fijamente, le he descubierto sonriendo con un gesto de comprensión, le he descubierto estirando las cejas hacia arriba todo lo que es posible,  y le he descubierto diciéndome: Yo soy un ácrata, ¿quién te ha dicho que soy de derechas? Nada de eso, soy un ácrata y nada más.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

24 02 2010
letrasdeagua

ok Raúl, hago lo mismo con el enlace, seguiré pasando por aquí, gracias a tí,

24 02 2010
micromios

Yo también tengo muchos recuerdos de mi abuelo. Quizás porque podía, igual que yo, perder el tiempo sentado en el muelle mientras me explicaba como se llamaban las partes del barco en el que viajaba y yo miraba las gaviotas. Mi abuelo murió de un ataque al corazón, se fue de puntillas para no molestarnos, para que pudiéramos pasar el día en la arena buscando cangrejos para ir a pescar. Recuerdo como corrieron por la casa al caer la bolsa en que los guardaba para enseñarle la cantidad que había cogido. Ya nunca más he ido a pescar y odio los cangrejos.
Salut

24 02 2010
Camaché

Genial tú relato, de recuerdos desempolvados…
supongo que así es como funciona esa memoria fotográfica del hombre cuando se topa con esas imágenes inolvidables. Se traen consigo una maleta con las mismas sensaciones, directo a los mismos sentidos.
Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: