No es lo mismo

22 01 2008

   Leo en la web del grupo de clase creativa, liderado por Richard Florida, el anuncio de que la publicación del nuevo libro del gurú americano ya es inminente (saldrá en EE.UU. el próximo 10 de marzo). Bajo el título de Who´s your city?, su último trabajo trata de cómo la economía creativa hace que la decisión más importante de tu vida sea resolver la duda sobre el lugar donde vas a vivir.
   El creador de la Teoría de la Clase Creativa deconstruye algunas de las verdades de la era de la globalización, como la referida a que el lugar donde uno vive no tiene importancia. Fenómenos positivos como el teletrabajo o las teorías de que la tierra es plana —la bolsa sí que es plana— de Friedman han contribuido a la extensión de esa idea. Dice el profesor Florida que esto es un error. Que el lugar no sólo es importante, si no que ahora es más importante que nunca.
   Recuerda, una vez más, que el mundo es puntiagudo y pone de manifiesto que el lugar está empezando a ser cada vez más relevante para la economía global y nuestras vidas individuales. Explica, también, que la elección del sitio donde vivimos no debe ser arbitraria, si no que es la decisión más importante que tenemos que tomar —tanto como decidir nuestra carrera profesional o nuestra pareja—. El gurú de la nueva economía sostiene que el lugar donde desarrollamos nuestra vida ejerce una poderosa influencia sobre nuestra carrera profesional y sobre nuestra capacidad de ser felices y tener una vida satisfactoria.
   El libro ofrece el primer ranking de las mejores ciudades para vivir y trabajar, en función de cada etapa de la vida y de la situación personal en la que cada uno se encuentra. Da nuevas ideas y datos para orientar a esos más de cuarenta millones de americanos que cada año buscan un lugar donde vivir, y la importancia que tiene esa decisión, según Florida, para su felicidad y la de las comunidades a las que pertenecen.
   Estoy totalmente de acuerdo con la idea general que traza el profesor Florida en su nuevo libro, y, por ello, me considero un gran incoherente personal: es evidente que Santander debe estar en los últimos puestos de cualquier clasificación de ciudades creativas, donde encontrar satisfacción a tus anhelos profesionales y personales. La motivación —para luchar contra mi propia incoherencia— la encuentro en ser absolutamente consciente de que todo puede cambiar —y va a cambiar—, y, sobre todo, en creer que la vida, por suerte, tiene más de poesía que de prosa; por lo que unas cosas compensan a las otras…Y aunque la ciudad en donde vives se caiga a cachos —y no me refiero sólo a los edificios— siempre te queda un refugio donde poder desarrollar tu proyecto vital: nada más y nada menos que ser feliz y vivir tranquilo sin hacer daño a nadie.
   En fin, que he mandando un correo a la dirección que indican en la web a ver si me mandan una copia del libro antes de que se publique. Eso sí que sería creativo.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

22 01 2008
elmonoloco

Sería cuanto menos curioso ver los resultados sobre la deconstrucción de la importancia que para cada uno tiene cada decisión que toma a lo largo de su vida.

No hay que olvidar, que la anterior de cada una de las decisiones que cada uno a tomado a lo largo de la vida ha condicionado de forma inalterable el curso del futuro de cada persona. No vale con volver hacia atrás y tomar una decisión nueva ya que esta ya estará condicionada por la tomada anteriormente (equivocada o no).

Ese curso no solo está condicionado por las decisiones que tome uno a lo largo de la vida, y menos por una en concreto sino por distintas variables que nos rodean y que son imposibles de eliminar. Además no es lo mismo tomar una decisión en un momento, en un entorno concreto y bajo ciertos condicionantes, que tomar una decisión abstraído de absolutamente todo lo que nos rodea (dificil imaginárselo). Esto último es imposible.

Quizás es llevarlo demasiado lejos, pero que tomar la decisión del lugar donde vás a vivir, sea la decisión más importante de tu vida creo que solo es aceptable si tomas dicho momento (esa toma de decisión) como punto de partida de asignación del grado de importancia en las decisiones de tu vida. Pero eso mismo habrá que planteárselo en la siguiente decisión que tomes, por minúscula que sea.

Por eso para mi, cada una de todas las decisiones que tomo a lo largo de mi vida tienen el mismo grado de importancia.

Ufffffff

http://elmonoloco.wordpress.com

23 01 2008
amarilis

Me gustaría que vieras mi blog, a ver qué te parece.

http://unhuecoparaescribir.blogspot.com/

23 01 2008
Raúl Gil

Monoloco, he leído dos o tres veces tu comentario y no logro saber qué quieres decir (supongo que es lo que pretendías). Si me quedo con tu última frase: “cada una de las decisiones que tomo a lo largo de mi vida tienen el mismo grado de importancia”, debería pensar -exagerando un poco- que pones en el mismo nivel el tipo de cerveza que eliges beber cuando entras a un bar cualquiera al salir del trabajo, y el trabajo que eliges desarrollar justo antes de salir a tomarte una cerveza en un bar cualquiera.

23 01 2008
elmonoloco

Raul ¿quíen sabe a quíen te puedes encontrar en el bar que has elegido para tomar algo después del trabajo que te pueda llevar a tomar cualquier otra decisión en cualquier aspecto de la vida que pueda condicionar tu futuro, no?. A eso es a lo que me refiero. Que una decisión como decidir donde vas a vivir pueda acarrear a priori unas consecuencias mayores que otra decisión que parezca más pequeña, parece claro, pero no por eso esta última para mi tiene menor importancia.

Hombre, poner al mismo nivel si me tomo una Mahou o una San Miguel… no, eso no claro, jajajaja.

Lo que quiero decir es que creo que no se debe reducir a dos o tres decisiones que uno toma en la vida el condicionante de qué o cómo vamos a vivir en el futuro. Cierto que hay decisiones que pueden condicionar más que otras, pero cada cosa que hacemos en la vida arrastra una consecuencia.

Igual es más fácil hablar de esto con tres o cuatro cervezas…

23 01 2008
Raúl Gil

Voy cogiendo la idea…jeje

La última frase la he entendido perfectamente y la suscribo, siempre que pueda tomarme una pinta de Murphys…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: