14 km

11 01 2008

Ayer era el último pase de 14 km en los Groucho. Al llegar, mientras pedía dos entradas, felicité a José Pinar por los datos de público del año que acaba de finalizar: un diez por ciento más. Es un buen acicate para consolidar este bonito proyecto, le dije y él asintió, como resignado –es su estado natural–, mientras me daba la vuelta de diez euros. La película es casi documental; hay momentos que parecen sacados de las piezas de cualquier telediario. Trata del drama que viven miles de hombres y mujeres jóvenes del continente africano en la búsqueda del sueño europeo. No me gusta poner en la misma frase las palabras drama y sueño; pero, en este caso, hemos conseguido entre todos que sea así. Nuestra condición de occidentales acomodados nos permite ver la película sin demasiados sobresaltos, y teniendo en cuenta que ya hace unos días que terminó el periodo de ñoñería navideña, la capacidad de empatía está verdaderamente limitada. A los cinco minutos de salir del cine podemos seguir pensando, al ver a un negro por la calle, que debería irse a su país, que huele mal, o que seguro que está buscando alguna víctima que robar –aprovechamos para guardar el móvil, por si acaso–; los occidentales acomodados tenemos esa terrible capacidad, que nos permite caminar por las calles de nuestras ciudades, pensando que nada de lo que sucede a nuestro alrededor va con nosotros.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

11 01 2008
serrón

Mira, a pocas mos alcontramos nel cine; yo juí a la sesión de las cincu a veer la mesma película.

Cudo que generalizas emasiáu al hablar del uccidente européu, si bien es ciertu que entuvía no juimos pa dar una rimpuesta coleutiva a un problema que nel tercer mundu ya tienin dencima y mosotros al caer: la distribución injusta de la riqueza. Recuérdote un párrafu de “El lápiz del carpinteru”, de Manuel Rivas: “las fronteras de verdá son aquellas que caltienin a los probes apartaos del pastel”.

Un saludu,

serrón
http://www.elrobledaldetodos.blogspot.com

11 01 2008
Raúl Gil

Pues yo tambièn fui a las cinco, así que coincidimos en el espacio y el tiempo…jeje

Manuel Rivas es un sabio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: