El gozo de escribir

29 11 2007

Durante el último mes, gracias al concurso de microcuentos de la SER, he participado en un curso on-line de la Escuela de Escritores, que lleva por nombre El gozo de escribir. Ciertamente, hace honor a su título, y solo lamento no haber podido dedicar más tiempo: el necesario. Ayer nos despedíamos de nuestra profesora, Virginia Ruiz, y del resto de compañeros y compañeras: Carlos, Jose, Ana, MJ, Miriam,…Ahora toca releer todos los materiales, revisar los ejercicios (los míos y los de mis compañeros), y analizar, de manera pausada, los comentarios críticos de Virginia. Como pega, se podría decir que si el grupo hubiera sido más reducido y compacto habría mejorado la interacción y la participación. Me quedo, sobre todo, con cuatro cosas importantes: la libreta, mi inseparable amiga a partir de ahora; hay que mostrar y no explicar (la frase más repetida por Virginia); la idea de mirar la realidad de siempre con ojos nuevos; y el descubrimiento de Berna Wang: la maga de lo cotidiano. En fin, que me da pena haber terminado; me empezaba a gustar eso de…tengo que hacer los deberes de la Escuela de Escritores.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

29 11 2007
charo

He tenido el placer de leer tus trabajos y creo que lo has hecho bien. Me dirás que no soy objetiva, pero que quieres, no lo puedo remediar.

Besos

29 11 2007
Escéptico

Estoy seguro que habrás hecho bien los deberes.
¿De verdad que hasta ahora andabas por la vida sin una libreta a mano de forma permanente?

30 11 2007
Raúl Gil

Efectivamente: no eres objetiva…jeje.

Escéptico, soy un aficionado y de segunda. Ni libreta, ni hojas sueltas (como esas que he visto reproducirse en tus bolsillos), ni sistemática, ni nada: un desastre. Para repetir lo de compañeros y compañeras no me hacía demasiada falta…jeje.
Me apuntaré a otro curso que le he cogido gusto a lo de la disciplina y la constancia. Y ahora ya con mi inseparable libreta.

30 11 2007
Carlos Pérez Cruz

A mí también me ha sabido a poco y la lástima es que no nos hayamos puesto todos más a sacarle jugo a la cosa. Y otra lástima es que la clase esté cerrada y nadie tenga una copia de las llaves.

30 11 2007
Penélope

Yo no me separo de mi cuaderno y aún así se me escapan las palabras…

1 12 2007
Raúl Gil

Lo de las llaves tiene solución: convertirnos en hormigas y entrar en clase por las conductos del aire acondicionado, ahora que no se usa.

Una humanidad que ha perfeccionado hasta el delirio un instrumento como el atrapamoscas, y no ha sido capaz de inventar un atrapapalabras no es digna de ese nombre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: