Siempre fieles (a sí mismos)

28 10 2007

El viernes por la noche, tomando un vino, nos encontramos con Samuel. Hacía tiempo que no charlábamos un rato. Hablamos un poco de política, de lo jodida que es a veces, o casi siempre, y de las cosas de la vida. Samuel es el tipo de tío que debería haber, a montones, en todos los partidos. Fiel, trabajador, y sin afán de protagonismo. La pena es que sea tan de derechas. Pero bueno, tiene que haber de todo. Por allí andaba, también, Quico. Un superviviente. De los que hay muchos, en todos los partidos. Presidente de la Obra Social y Cultural de la Caja, entre otras ocupaciones. Cada día menos social, y mucho menos cultural. Igual nadie se ha dado cuenta, pero la deriva de la OBS es absoluta. De los tiempos de Chusmanu, en los que la Obra era vanguardia cultural y de ideas, no le queda, casi, ni el nombre. Ahora se dedica, principalmente, a cubrir el agujero presupuestario del Ayuntamiento de Santander, financiando cualquier iniciativa ¿cultural? que se les pase por la cabeza a los encantados concejales santanderinos de la cosa gobernante. Una pena. Casi tanta como ver la fachada principal de la entidad de ahorro, en plena Plaza Porticada, cubierta por dos inmensas lonas, que nos recuerdan aquello de siempre fieles. Hay que reconocer que se lo hacen bien. Otro invento que da derecho a poner en marcha la maquinaria. Revestido con traje de Fundación, por aquello de darle un aroma más serio. Casi tanto como estaban los promotores el día de la presentación. A mí se me ocurren, al menos, tres mil cuatrocientos setenta y ocho proyectos más necesarios que el de la tarjetita fiel, en los que invertir el dinero de todos. No es la primera vez. Pero no deja de sorprenderme. Y lo que más, la tranquilidad con la que miran a la cámara. Les envidio. En política, no se puede economizar en innovación, porque terminará pasándote factura. Si somos como ellos, al final la gente se acabará quedando con el original.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

28 10 2007
Luis Marañón

Lo suscribo todo. Vamos, hasta las comas.

“Siempre fieles”, son dos palabras de las que desconfiar, sobre todo de la primera. Yo propondría algo así como “A veces leales (aparentemente)”.

Ya queda poco de domingo, que pereza!!!

28 10 2007
escéptico

Lástima que no te acuerdes de otras personas que tuvieron / tuvimos responsabilidad en la OBS de Caja Cantabria

28 10 2007
Raúl Gil

Tienes razón, escéptico. No te había olvidado. Simplemente, no pegabas entre Chusmanu y Quico. Te veo más, en medio de Mónica y alguna amiga, con Pedro Juan rondando.

28 11 2007
Anónimo

Estimado Raúl:

Como bien dices en tú Block, “ADICTO A LAS PALABRAS, palabra que escribo, palabra que leo” yo añadiría la mía que es : “Dueño de mi silencio y esclavo de mis palabras “ por lo que voy a ser muy escueto, pero antes quiero darte un consejo ya que me pareces un buen muchacho, “ antes de escribir de un tema que desconoces, deberías de informarte ”, sobre todo cuando algún compañer@ fue nombrado Consejero de la entidad para apagar los fuegos que había originado ese amigo tuyo y que tanto alabas .

29 11 2007
Raúl Gil

Odio esa frase de “dueño de mi silencio y esclavo de mis palabras”. Ya lo siento. Soy dueño de mi silencio y, también, de mis palabras. Así ha sido hasta ahora, y así será siempre. No sé qué he dicho en el comentario que no sea cierto, ni tampoco sé a quienes te refieres. Y sí, suelo alabar a mis amigos. Qué menos, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: