Va de Tuya

26 10 2007

Hoy va de suyo que no está el tiempo para paseos. Es el típico día santanderino que, si no caen gotas, da gusto andar sin rumbo; pero si llueve, como que pierde bastante: se hace más triste y mucho menos acogedor. El viernes pasado, al salir de trabajar, en este nuevo y maravilloso horario, comí un delicioso San Martín en el Balneario y me recorrí el Sardinero, acompañado de un libro y un par de periódicos. Hice de la tarde del viernes, un instante para la reflexión, la lectura y el disfrute personal. Hoy, la meteorología me va a hacer cambiar de planes. Miro la cartelera, buscando algo en la escasa oferta de cine dentro de la ciudad, agravada ahora con el cierre de la Filmoteca. De los Groucho (del emprendedor José Pinar), en sus tres sesiones dobles de hoy, me quedo, a las ocho, con La Boda de Tuya. Una película china dirigida por Wang Quan’an, y que viene de ganar el Oso de Oro de la Berlinale de este año. Echo un vistazo a Los Ángeles y me encuentro a las cinco y media (hora perfecta para organizar mi tarde) con Tuya Siempre. Un thriller de Manuel Lombardero, del que la crítica destaca las interpretaciones de Flora Martínez y el genial Nancho Novo. Así que, entre La Boda de Tuya y Tuya Siempre, está claro que la tarde va de Tuya.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

27 10 2007
hrb

Pues ya nos contarás que tal fue la tarde, esta noche cambian la hora y Revilla en la Noria, algún plan mejor? la verdad es que después de toda la semana trabajando, estudiando, arreglandome………creo que ese va a ser mi plan, casa,además podré dormir una horita mas

28 10 2007
Juan

Bueno, que bien hemos visto a Revilla en la tele, diciendo lo que muchos se niegan a decir o simplemente no se atreven.

Ciertamente viendo como está el patio prefiero una buena pelicula para escapar de la cruda realidad.

28 10 2007
Raúl Gil

Os contaré que las dos películas son muy recomendables. La sala 2 de los Groucho se llenó para ver el estreno de La Boda de Tuya, que no defraudó la expectativa. Una sencilla y maravillosa historia con una fotografía sublime. Antes, pude comprobar la absoluta decandencia del Cine Los Ángeles. Y me sorprendió mucho la audiencia. Poca gente y bastante mayor. Me esperaba otra cosa, pero al final es un reflejo de cómo está el viejo cine.

Ayer, para olvidarme un poco de Revilla (hasta en la sopa) y todas esas cosas que pasan, me fui al Guggenheim, por aquello de celebrar su décimo aniversario. Bastante floja la muestra Art in USA. Esperaba más, la verdad. Demasiado retrato de George Washington, y pobre aportación de obras de Warhol. De todo, me quedo con Julian Schnabel y su mezcla de madera, platos rotos y recuerdos de Andy. En la tercera planta una expo colectiva de jóvenes artistas (entre ellos el santanderino Manu Arregui) ponen patas arriba, cada uno a su gusto, el maravilloso contenedor de Gehry.

A las ocho, habíamos quedado con Ismael Serrano en el Euskalduna. Tenía al cantautor bastante olvidado. Su anterior disco no me había emocionado mucho. Pero ha vuelto con ganas, y su nuevo trabajo es bastante bueno (no lo había escuchado, todavía). La acústica del palacio de Federico Soriano, y la entrega del público vasco, que llenó hasta arriba el auditorio, hizo el resto. Si se callase el ruido y Casandra, dos grandes descubrimientos, que pasarán a formar parte del repertorio mítico de Ismael.

Por ahora, el fin de semana está siendo denso (la noche del viernes merece otro post aparte, que nunca publicaré…jeje). A ver qué tal se da este domingo que viene con una hora de regalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: