Un día cualquiera…

7 09 2007

…no sabes que hora es, te acuestas a mi lado sin saber por qué.

Las calles mojadas te han visto crecer y con tu corazón estás llorando otra vez.

Si esos versos que forman parte de La Chica de Ayer, de Nacha Pop, son uno de tus himnos personales, date por jodido, porque has pasado, fijo, la treintena. Es lo que me ocurre a mí. Bueno, lo mío es peor (si es que soy un egoísta). Este domingo hago treinta y dos años. Es que con esa edad, joder, no puedes decir que tienes treinta. Ya no cuela. Con treinta y uno, todavía. Pero con treinta y dos…Uff.

Y, ¿qué se supone que debo hacer? Ya que voy dejando de ser joven, por edad, habrá que echar mano de la horrible receta de “mantener el espíritu joven”. ¡Qué remedio! Pero eso, ¿cómo se hace?. ¿Volviendo al instituto? ¿Recortando las palabras de mis sms a la mínima expresión? ¿Aumentando mi número de contactos del messenger hasta el infinito?

¿Lo veis? Ya lo estoy haciendo. Ridiculizando a los jóvenes, reduciendo al absurdo lo que son y lo que hacen (piensan y sienten), simplemente porque ya no formo parte del grupo. Ahora sí que estoy acabado. ¿Habrá alguna esperanza? Si la hay, no creo que la encuentre en un libro de Punset. ¿En qué estaría pensando? Al menos, son fiestas en Santoña. Así que no me dolerá tanto. Lo peor es que, encima, nos sentaremos a celebrarlo en familia. Menudo máster en masoquismo.

El sábado pasado, por la noche, y en menos de cinco minutos, me encontré con Sergio Diego y Pedro Valle. Sergio es mi amigo del alma del colegio. Pedro es mi compañero de aventuras del Instituto. Uno vive en Pamplona, y está cada día mejor el cabrón. Aprovechamos para recordar que el día 13 de octubre nos encontraremos, todos, en la cena anual de antiguos alumnos del Picavea. El otro, después de un tiempo en Barcelona y Madrid, me dijo que, ahora, iba a recorrer el mundo: “Si no vuelvo, es que estoy bien“. Bendita frase.

A veces, echo de menos esos días. Woody Allen dice que sólo se vive una vez, pero una vez es más que suficiente si se hace bien. Tiene razón. A pesar de algunos pesares, oportunidades perdidas (sólo atribuibles a mí) y más de cien desengaños, creo que mi etapa de joven la he vivido bien. Así que es más que suficiente y la doy por amortizada. ¡Qué horrible palabra! (otra vez).

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

8 09 2007
Oscar Sin Nick

Pues yo que atisbo los 33 en un par de meses… ni te cuento como estoy.

Odio hacerme mayor.

11 09 2007
El Cantabro Perplejo

La juventud no es un período de vida. Es un estado del espíritu, es el producto de una voluntad. Una cualidad de la imaginación y una intensidad emotiva es, la victoria del coraje sobre la timidez, de la aventura sobre el confort. No se envejece por haber vivido una cantidad de años.

Se envejece por haber desertado un ideal. Los años arrugan la piel, pero renunciar a un ideal arruga el alma. Las preocupaciones, las dudas, los temores y la falta de esperanza son los enemigos que lentamente nos hacen inclinarnos hacia la tierra y convertirnos en polvo antes de la muerte. Joven es aquel que se asombra y maravilla.

El que se pregunta como un chico insaciable: “¿y después?”… El que desafía los acontecimientos y encuentra alegría en el juego de la vida. Uno es tan joven como su fe. Y tan viejo como su duda. Tan joven como su confianza en sí mismo. Tan joven, como su esperanza.

Y tan viejo como su abatimiento.

11 09 2007
Raúl Gil

Perplejo. No conocía tus dotes poéticas…jeje. Tienes toda la razón. Si uno es tan joven como su esperanza, entonces acabo de nacer. Voy a llamar a mi madre para decírselo. Supongo que me echará la bronca por haber nacido solo (como Gila…)

12 09 2007
Traveler

Por desgracia, creo que la juventud es también cosa de DNI. Lo único que nos queda a los de mediados los setenta es madurar con algo de dignidad y mucha alegría. Felicidades, Raúl.

12 09 2007
Raúl Gil

Ya lo siento, pero voy a moderar el blog unos días, porque tengo un troll muy pesado, y no me apetece estar pendiente de los “comentarios” de gente chunga. He puesto la opción de que el que haya hecho, ya, un comentario no necesite moderación, así que en realidad sólo es una moderación para primerizos y oscuros anónimos.

Hoy ha sido un día muy intenso y largo. Mañana retomaré los posts.

14 09 2007
SAD

Hace unos dias en el pais, lei que volvia Esther y su mundo, me imagino que muchas mujeres de ya 32 como yo, sabran de lo que hablo, seguro que otros no tendran ni idea, llega una Esther de unos treintaitantos, con pareja y un hijo, lo que me ha hecho pensar ¿y que pasa con las que llegamos a esa edad, y seguimos “solas”, sin pareja estable y sin hijos?, yo volvere a seguir las andanzas de Esther, y las mias propias, como cuando tenia 10?, 11?, bueno a disfrutar de los 32 que es muy buena edad, felicidades por el blog, le he descubierto hoy, y ha sido todo un placer

22 09 2007
El Cantabro Perplejo

Leña a los Trolls. Yo no se como librarme de los pesados de la lonja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: