días de cine

30 08 2007

Apurando los días hasta volver al tajo. Desde que he vuelto de la escapada al Sur no salgo, casi, del campamento base de Santoñuca. Estos días parecía un hotel. Mi hermana Raquel, Scott, mi madre, a ratos Maricruz, y yo. Mi madre estresada, con razón, y los demás viviendo a cuerpo de rey. ¡Qué caraduras somos! El caso es que se está de cojones en casa.

He aprovechado para ver películas como un poseso. Un poco de los canales de ONO (MGM, Cinestart o CTK, el mejor), otro poco de mi pequeña colección, alguna compra de última hora, y algún alquiler de la parte alemana de la casa.

Hago memoria y, en esta última semana, he visto, algunas de ellas por segunda vez: Qué bello es vivir, Avanti, Encadenados, El Tercer Hombre, Cinema Paradiso (versión del director), Historias de Julien y Marie, Liam, El hombre que sabía demasiado (remake), Musa (The Warrior), Todo lo demás, El indomable Will Hunting, La última noche de Boris Grushenko, El ilusionista y El violinista en el tejado. Se me olvida alguna, pero por algo será. ¿No dicen que la memoria es selectiva?

Voy a elegir cuatro para recomendar, de manera especial. Por las sensaciones que me produjeron, ya que no puedo (ni debo) hacer un comentario técnico. Eso lo podeis encontrar en multitud de blogs muy currados sobre cine.

Empiezo por El Tercer Hombre, de Carol Reed. Bueno, en realidad de Orson Welles. El guión es de Graham Green (el GG en La Habana de Pedro Juan). No os voy a destripar la película, si es que alguno no la ha visto todavía, pero la discusión en la noria del Parque Prater de Viena; la imagen poética del final; la pegadiza música de la cítara de Anton Karas; o la aparición estelar de Welles, son auténticas maravillas del cine. Forma parte, sin duda, de ese selecto grupo de películas que puedes ver cuantas veces quieras, sin cansarte.

Cinema Paradiso, en su versión del director Giuseppe Tornatore (con 50 minutos más de cinta), es un increíble homenaje al buen cine. Una película que provoca fuertes emociones y te deja mirando a la pantalla, unos minutos, sin saber si reír, llorar, gritar, ser feliz o desgraciado…Lo mejor la relación entre el pequeño Totó y Alfredo, su maestro en las técnicas de proyección de películas. La BSO de Enio Morricone espectacular, como siempre.

Avanti, del maestro Billy Wilder. Con su inseparable Jack Lemmon demostrando, una vez más, su deliciosa habilidad para la comedia. Una película llena de chistes políticos y sociales, en la que se ponen de manifiesto, exagerando con maestría todos los tópicos, las diferencias culturales entre la Europa mediterránea y los Estados Unidos. Imprescindibles: la escena del forense rellenando los formularios; el personaje de Carlucci, el director del Hotel; la familia Trotta; el maravilloso paisaje y la música. Dicen que es un poco larga. A mi no me lo pareció, ni la primera vez que la vi, animado por Chusmanu, en la Filmoteca, ni en esta segunda ocasión. Habrá una tercera, seguro.

Historias de Julien y Marie, de Jacques Rivette, es de esas películas en las que no entiendes casi nada, pero en realidad lo entiendes todo. Y si no, ¡qué más da! Emmanuel Beart está espectacular. Inquietante, morbosa, loca, irritante, silenciosa, sexual. Una historia de amor a quemarropa, en la que cualquiera querría ponerse, a pesar de todo, en el lugar del solitario y extraño relojero. Si la veis, os costará olvidar, por un tiempo, la expresión de la cara de E.B.

No dejeis de ver, tampoco, clásicos como Encadenados o Qué bello es vivir, y, fundamental, El violinista en el tejado

Y hablando de cine, pero en este caso del malo, de Serie B. Se estrena, por fin, la película de Rosa Díez. Después de varios años de interminable y tedioso rodaje, da el salto que le pedíamos todos los que pensamos que en el PSOE la puerta está abierta, tanto para entrar como para salir. Su deriva ha sido impresentable pero, en su momento, creo que fue un ejemplo de lucha (como muchos otros).

Yo quiero quedarme con esa imagen de ella.

P.D.- En cuanto al tema de actualidad, me hubiera gustado escribir un post como éste. Pero, para eso, todavía tengo mucho que aprender.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

30 08 2007
charo

Menos mal que lo reconoceis, eso ya es algo.

31 08 2007
Penélope

Yo algún día quiero escribir una crónica cargada de lirismo y maestría como ‘Penelope es la Princesa’.
No se si eres consciente, pero eres ya un escritor. Y tengo la corazonada de que triunfarás en la vida con tus palabras.
Un beso enorme,

2 09 2007
Anónimo

RAÚL, TENGO UNA IMAGEN DE TÍ HORRIBLE. POR AJENOS, CLARO ESTÁ, PERO TAMPOCO PUEDO ACERCARME A TÍ POR QUIEN NOS RODEA. LO QUE LEO EN TU BLOG ME MUESTRA A UNA PERSONA: NORMAL. CON MAYÚSCULAS Y EN NEGRITA, PERO TU A MI NO VES ASI Y LO SE. Porque me conoces de sobra.
Qué pena que las gilipolleces separen a gente del mismo partido que piensen igual.
besos

2 09 2007
Raúl Gil

Penélope: Gracias por pasarte por aquí y por tus cariñosas palabras. A ver si nos vemos en persona, que nos tenemos que poner al día…Un beso.

Una imagen horrible de mi?…entonces, es la acertada…jeje

A mi no me rodea nadie, que yo sepa…¿Una persona normal?, ¿pensabas que era un androide?…como estamos en este partido! Es una pena, sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: