últimos días en Bonifaz 16

17 07 2007

Bonifaz es esa calle en la que casi nunca se asoma el sol. Es, también, la calle en la que he pasado la mayoría de las horas y los minutos de los últimos diez (o más) años. Primero en el 18, entre el bajo de las Juventudes y la sede del Partido. Al principio, compaginándolo, también, con mi trabajo en la Comisión Permanente del Consejo de la Juventud, en cuya oficina de Daoiz y Velarde pasé algunos de los mejores ratos que recuerdo.

La presencia de la calle Bonifaz en mi vida se hizo más intensa a partir de Noviembre 2000, cuando tras un complicado y desagradable Congreso (algunos parece que no han tomado nota de aquello) me eligieron secretario general de JSC (secretario general es con minúscula, el cargo es importante, pero no como para contravenir las reglas del lenguaje). No sé si era mi segunda o mi primera casa. Pero, en fin, era mi casa. Es mi casa, vamos.

Tres años después, tras el acuerdo que permitió al PSOE gobernar, por primera vez, esta región, recorrí hacia atrás (tras un paréntesis de un año en Vargas, por aquello de que Juventud estaba antes en Educación) dos números en la calle. De Bonifaz 18 a Bonifaz 16. A veces decía en broma: “¡tanto trabajo para retroceder dos números en la misma calle!”.

Estos cuatro años han sido, seguramente, los más intensos de mi VIDA (en todos los maravillosos rincones de esa palabra con mayúsculas). Y la calle Bonifaz ha sido testigo de ello, cada día. Ahora, me alejaré un poco de aquí (a algún sitio en el que entre un poco más el sol), y mientras espero el relevo, ando recogiendo algunas cosas (demasiadas, creo) que he ido amontonando en este joven despacho, en el que dentro de unos días se sentará otra persona (una mujer a la que la calle Bonifaz también le trae buenos recuerdos y en la que también ha pasado muchas horas y minutos), para hacerlo (estoy seguro) mejor que yo.

Por mi parte, pasaré a saludar, de vez en cuando, a los del bajo (por aquello de no perder el espíritu joven) y, sin salir del 18, seguiré rondando la sede del Partido, donde hace falta que arrimemos todos (si nos dejan) el hombro (en realidad, los dos hombros, piernas, brazos, y sobre todo la cabeza, mucha cabeza).

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

17 07 2007
Anónimo

Pero, ¿qué pasa? Hay mucho resentimiento en algunas de tus palabras!
Y retranca, característica esa tan gallega.
Bicos

17 07 2007
Raúl Gil

¿resentimiento?, Que va!…hay cierta nostalgia, algún mensaje y mucha esperanza.

Me encanta que se hable gallego en el blog!

19 07 2007
Ali

Suerte para lo que venga en el futuro

19 07 2007
Raúl Gil

Gracias

20 07 2007
Anónimo

Yuju, ya llega la nueva ex líder a mandar… que ilusión.
Viva la vieja guardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: