la vida en rosa

26 04 2007

Confieso que ayer elegimos la sala 9 del famoso centro comercial, que siempre está de primavera, casi por eliminación. El resto de la oferta, salvo El Buen Pastor, eran o las típicas comedias de Hugh Grant, o la típica de ficción infumable.

El título es tan sugerente como la canción y la película no defrauda, o por lo menos a mí no.
Pero empecemos por el principio. Llegan los trailers y aparece el cromo de Nacho Diego (estático y con pinta desaliñada) y nos dice que ni un joven más se va a ir fuera de Cantabria (¿los van a atar aquí?). Es loable el interés, pero tuvieron tantos años para hacer algo y no hicieron nada, que en fin, suena a chiste…A continuación, el trailer del PSOE que, vamos, no es porque sean los míos, es que es otra cosa: limpio, con ritmo, amable, con un final animado por la entrada en pantalla, como si fuera a quedarse a ver la peli, de Lola…Es otra cosa, en esto también les ganamos…Pero volvamos a la película que ya empieza.

El sólo hecho de recordarme a París ya favorecía bastante mi disposición a disfrutar de la cinta, pero me gustó más de lo que esperaba, me ofreció más de lo que esperaba.

Un relato, con todo detalle, de la vida de Edith Piaf, mostrando todas sus miserias (una perfecta infeliz) y todas sus grandezas (qué voz! dios mio, qué forma de cantar!)…

Tres momentos álgidos: la escena en la que está desayunando con su amante Marcel, que esa misma noche había muerto en accidente de avión, hasta que asume (?) la trágica noticia; cuando Marlene Dietrich fue saludarla, después de una actuación en Nueva York, y a darle las gracias por haberla transportado a la magia de París con sus canciones; y ya al final cuando canta (encorvada y vieja a los cuarenta y pocos años) el Rien de Rien (el himno de su vida) que le escribió Charles Aznavour…ESPECTACULAR.

Acabo como empecé el comentario, confesando que cuando terminó la película no pude levantarme de la butaca (me suelo quedar hasta el final de los créditos casi siempre, pero ésta aunque hubiera querido no habría podido levantarme).

Larga vida a Edith, larga vida en rosa…

Non! Rien de rien
Non! Je ne regrette rien
Ni le bien qu’on m’a fait
Ni le mal tout ça m’est bien égal
!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: